• Home
  • Blog
  • El informe Euroconstruct señala que el exceso de dependencia de la vivienda de nueva planta puede pasar factura al sector
Jueves, 07 Marzo 2019 07:00

Clasificadores neumáticos ZB para la recomposición de arenas

Instalación ZB Instalación ZB

La empresa ZB ha sido siempre muy vanguardista en lo referente a la maquinaria diseñada y a su montaje en los diferentes sectores

No hay más que recordar los trituradores de cilindros para posiciones primarias en canteras de caliza o los impactores de martillos libres en puestos primarios en plantas de valorización de residuos de construcción y demolición. Ahora vuelve a ser noticia por sus clasificadores neumáticos, unos equipos poco conocidos en el sector de los áridos, aunque ya hay varios modelos ZB montados en España y en Latinoamérica, que permiten la obtención de unas arenas de máxima calidad al actuar sobre el equivalente de arena, el pasante de malla N200 y el módulo de finura, recomponiendo las arenas y reduciendo los costes de fabricación de los hormigones y de los aglomerados asfálticos.

Uno de los últimos equipos instalados ha sido en la empresa castellana Ingeniería Técnica del Hormigón, S.L., más conocida como Intedhor, una compañía referente en Alcázar de San Juan, provincia de Ciudad Real, que tiene su explotación de caliza en el término municipal contiguo de Campo de Criptana. Se trata de una explotación de caliza donde se combina la extracción y fabricación de áridos naturales con la gestión de los RCD para la restauración paisajística de las zonas ya agotadas y la fabricación de árido reciclado. Con el clasificador neumático de ZB, Intedhor fabrica arenas recompuestas 0-4 mm para los prefabricados de hormigón y para el hormigón, y 0-6 mm para el aglomerado asfáltico.

LA EXPLOTACIÓN EL SALOBRAL DE INTEDHOR

Rodeada de centenarios molinos de viento, antaño tierra cabalgada por el ilustre hidalgo Don Quijote de la Mancha, se encuentra en el término municipal de Campo de Criptana la cantera El Salobral, una explotación de caliza, perteneciente a la empresa Intedhor, que cuenta con una planta completa llave en mano de trituración y clasificación de ZB. La machacadora de mandíbulas tiene una boca de 1.300 x 1.050 mm que reduce el todo-uno del frente de cantera hasta un tamaño 0-150 mm. La fracción 60-150 mm pasa al impactor secundario que sale con un tamaño 0-60 mm, para continuar en un impactor de eje vertical que reduce el árido hasta una granulometría 0-32 mm. A continuación varias etapas de clasificación separan las fracciones 0-20, 6-12, 0-6 y 0-4 mm en función de la demanda de los clientes o de las necesidades propias de Intedhor, que es propietaria igualmente de una planta de hormigón y una planta de aglomerado asfáltico.

“Soy consciente de que tengo una piedra que produce mucho filler. Tenemos un frente de varias decenas de metros de longitud y hace que el material salga muy variado. De hecho, se obtienen CPA (Coeficiente de Pulimento Acelerado) desde 43 a 46”, explica José María Ropero Lluch, gerente de Intedhor. Por lo tanto, el desfillizador o clasificador neumático es fundamental para recomponer la arena que se produce en la planta. “Hemos adquirido el desfillizador más grande que tenía ZB para que a futuro no tengamos ningún problema, y tras varias pruebas y ensayos en las que hemos trabajado con la arena del secundario, con la arena del terciario y con la mezcla de los dos, finalmente estamos usando el clasificador neumático para tratar únicamente la arena del secundario. Una vez desfillizada la procedente únicamente del secundario se mezcla, mediante unos transportadores, con la del triturador terciario sin desfillizar y se almacena en unas tolvas, obteniendo un producto final que se adapta perfectamente a las curvas que necesitamos”, matiza Ropero. Además, se ha pasado de un sobrante de planta del 20-22% al 9-10%, un aspecto muy importante para cualquier explotación de áridos.

Una de las granulometrías finales obtenidas tras la instalación del separador dinámico de ZB es una arena 0-6 mm con un 9% de filler frente al 21% de filler que tenía anteriormente, material que se usa en la planta de aglomerado propia de Intedhor, además de ser comercializada para otros asfalteros de la zona. Por su parte, la fracción 0-4 mm recompuesta se utiliza para el prefabricado de hormigón y para la propia fabricación de hormigón, tanto de Intedhor como de otras empresas que lo demanden.

BENEFICIOS DE UN CLASIFICADOR DINÁMICO DE ZB

ZB fabrica los modelos SDZ-3700, de 80-100 t/h de producción, y el SDZ-4900, de 150-180 t/h, que es el modelo montado en la cantera El Salobral de Intedhor. Se trata de dos equipos específicos para separar la fracción pasante N200 de la arena, un material penalizado tanto en la fabricación de hormigón (malla N200 < 3%) como en la fabricación de aglomerado asfáltico (malla N200< 7%).

Los clasificadores dinámicos de ZB actúan recomponiendo la arena sobre el equivalente de arena, el pasante de malla N200 y el módulo de finura. El equivalente de arena es un indicador de la cantidad de materia orgánica presente en la arena. Dependiendo de la calidad de la arena y del tratamiento aplicado, este valor puede estar entre los 50 y 75 puntos. Con el separador dinámico de ZB y con los tratamientos previos de limpieza de bancos y descartes de material, el Equivalente de Arena puede encontrarse entre los 70 y 85 puntos.

El pasante de malla N200 está directamente relacionado con la cantidad de materia orgánica, pues es en este corte donde se deposita. Por ejemplo, cuando la arena se utiliza para hormigón, se busca mantener un N200 menor al 3%, ya que a medida que sube se incrementa la relación agua/cemento, siendo necesario más cemento en la mezcla del hormigón. En el caso del aglomerado asfáltico el N200 menor al 7% ayuda a recubrir la piedra, disminuyendo el consumo de betún.

Por último, el módulo de finura es otro aspecto íntimamente relacionado con el pasante de malla N200. Al eliminar pasante en N200, el módulo de finura aumenta, ya que ambos están inversamente relacionados: al modificar uno, el otro tiene la reacción contraria.

Por lo tanto, “además de la excelente relación de hace muchos años que tenemos con ZB (la planta de trituración completa es de este fabricante), el clasificador dinámico de ZB es un equipo que nos está permitiendo ahorrar tanto en la fabricación de hormigón como en la de aglomerado asfáltico, lo que es muy importante para la competitividad en la zona. Estamos muy contentos con la inversión, con el equipos y con el servicio que siempre nos ofrece Talleres ZB”, explica José María Ropero.

En definitiva, la empresa ZB ha vuelto a conseguir poner un equipo de moda en el sector de los áridos. Sus importantes ventajas a la hora de fabricar curvas granulométricas que se ajusten perfectamente a las necesidades de los hormigoneros y asfalteros está llevando a que muchos arideros consideren estos equipos como la mejor solución para ajustar sus granulometrías finales.


FUNCIONAMIENTO DEL CLASIFICADOR NEUMÁTICO ZB

Los clasificadores neumáticos están formados por una cámara de separación, un ventilador y las tolvas de recuperación de los productos clasificados, que se encuentran bajo la misma carcasa envolvente. En dichos equipos, los procesos de separación se realizan a medias entre las corrientes ascendentes y las fuerzas centrífugas.

El material a separar entra por la canaleta de entrada del material y cae por gravedad hasta el plato distribuidor inferior, que por la acción de la fuerza centrífuga lanza las partículas a la cámara de separación, de forma que las más pesadas chocan contra la pared de dicha cámara, pierden su velocidad y caen por gravedad al cono de gruesos y salen por la boca de descarga de los mismos.

Las partículas más finas o más ligeras retardan su salida de la cámara de separación y no llegan hasta su pared por lo que son impulsadas hacia arriba por la corriente de aire ascendente que produce el ventilador y son elevadas a la zona de selección. De entre las partículas finas, las más pesadas se encuentran más lejos del centro o más cerca de la pared de la cámara de selección y, por lo tanto, fuera del paso controlado por el aire ascendente, quedando rechazadas y depositándose sobre el cono de gruesos por la acción de la gravedad.

Dentro de la cámara de separación actúa el abanico selector, que es un calibrador rotativo compuesto por una serie de cuchillas seleccionadoras que deben girar a una velocidad adecuada a través del cual deben pasar todos los finos para ser enviados a la zona de recogida de finos. El número y tamaño de las aberturas o espacios por los que pasa el material y la velocidad a que gira se determinan en un punto dado para efectuar la selección final de las partículas. Con las variantes de velocidad y tamaños de apertura (número de cuchillas) puede conseguirse un extenso campo de selección. Es lógico que cuanto más pequeñas son las aberturas en el abanico selector (o mayor el número de cuchillas) se consigue un producto más fino. Además, la mayor velocidad del mismo producirá un producto aún más fino.

Entre el cono de recogida de gruesos y el cono del tambor interior se han situado las paletas del aire del retorno. Estas paletas tienen por objeto romper el remolino de aire que desciende por la cámara de finos y deposita los mismos sobre el cono. Están colocadas de forma que dan al aire un movimiento tangencial para retornar a la zona o cámara de separación y trabajar así en circuito cerrado.

Información de Rocas y Minerales