• Home
  • Blog
  • Impactores de eje vertical: cubicidad a la par que producción
Lunes, 11 Marzo 2019 08:00

Impactores de eje vertical: cubicidad a la par que producción

Grupo móvil compacto que la empresa española Smartcrush ha desarrollado con VSI Grupo móvil compacto que la empresa española Smartcrush ha desarrollado con VSI

Los impactores de eje vertical, conocidos por sus siglas en inglés VSI (Vertical Shaft Impactor), son equipos mucho menos frecuentes que los impactores de eje horizontal, pero para determinadas aplicaciones de los áridos obtenidos en canteras y graveras cada día son más habituales.

Con una concepción parecida a los clásicos de eje horizontal, la diferencia entre ambas configuraciones radica en que en los de eje vertical la alimentación se realiza por la parte superior, cayendo a un rotor o plato distribuidor que lanza la piedra contra unos yunques o contra una cama del mismo material pétreo que se tritura. Los primeros se denominan roca contra metal, mientras que los segundos se les conoce como roca contra roca.

Estos equipos normalmente se utilizan en reducciones terciarias para la fabricación de gravillas, aunque también pueden colocarse, menos habitualmente, en posiciones cuaternarias para la fabricación de arenas. En las reducciones terciarias, las más habituales, puede trabajar con granulometrías inferiores a los 120 mm, aunque su máxima productividad se alcanza con fracciones inferiores a 60 mm, siendo necesaria para alcanzar su máxima eficiencia de producción una alimentación constante tanto en granulometría como en volumen. En cualquier caso, estos equipos no se caracterizan por su coeficiente de reducción elevado; son molinos que se instalan fundamentalmente para mejorar la cubicidad del producto final y en determinados materiales incrementar las caras de fractura.

Tal y como se ha comentado anteriormente, existen dos tipos diferentes de impactores de eje vertical, aunque a lo largo de los años los fabricantes han ido desarrollando nuevas versiones. Los modelos originales son el impactor roca contra roca y roca contra metal, pudiendo este último montar un rotor abierto o cerrado.

DIFERENCIAS DE LOS VSI

Los impactores de eje vertical roca contra roca disponen de un diseño que al cabo de unos minutos de comenzar la conminución el propio material proyectado por el rotor, a velocidades entre 250 y 300 km/h, tapiza las paredes de las cámaras de trituración, generando a partir de ese momento una rotura de roca contra roca. De ahí, que una de las características que lo diferencian de los molinos roca contra metal es el consumo de material antidesgaste, muy inferior en los roca contra roca. De ahí que sean los impactores de eje vertical que más se utilizan cuando se trata de reducir roca abrasiva y muy abrasiva, siendo los roca contra metal los molinos más utilizados con material friable y menos abrasivo.

Por su parte, los impactores de eje vertical roca contra metal son equipos donde el material proyectado por el rotor impacta contra los eyectores montados en la pared de la cámara de trituración. El diseño y la ubicación de los yunques garantiza una rotura muy característica que incrementa la cubicidad muy por encima de los impactores roca contra roca, así como la cantidad de finos, igualmente mucho mayor que en otros equipos.

Los impactores roca contra metal pueden montar un rotor abierto o cerrado. Aquellos con rotor abierto admiten un tamaño de admisión hasta los 150 mm y pueden montar de 3 a 5 eyectores, mientras que los de rotor cerrado trabajan con una granulometría máxima de alrededor de 60 mm. El consumo energético para una roca dura con el mismo tamaño de admisión es entre un 12 y un 14% más baja los de rotor abierto.

Sin embargo, para una misma roca dura, el consumo energético entre un roca contra roca y un roca contra metal puede variar entre el 15 y el 25%, siendo el de menor consumo el impactor de eje vertical roca contra metal.

Por el contrario, para un mismo tipo de piedra y un mismo tamaño de admisión, la producción de un roca contra roca es superior a un roca contra metal.

En definitiva, y teniendo en cuenta que ambos modelos permiten el mismo tamaño de admisión, será la abrasividad de la roca la que marque la elección entre un tipo y otro, pese a que el impactor roca contra roca es ligeramente más económico de adquirir que un roca contra meta

Puede acceder al artículo complero desde el enlace de Rocas y MInerales.
Información de Rocas y Minerales