• Home
  • Blog
  • Machacadoras de mandíbulas en explotaciones de áridos
Jueves, 07 Junio 2018 06:24

Machacadoras de mandíbulas en explotaciones de áridos

Machacadoras de Mandíbulas en explotaciones de áridos Machacadoras de Mandíbulas en explotaciones de áridos

La elección de una machacadora de mandíbulas depende del tamaño de la malla de voladura, de su producción y de las características intrínsecas de la roca que se va a tratar.

En el sector minero, donde las producciones suelen ser muy elevadas, se utilizan habitualmente trituradores giratorios en vez de machacadoras de mandíbulas, aunque éstas tienen también cabida si la producción no es muy elevada.

Las machacadoras de mandíbulas son equipos de conminución usadas en el sector de los áridos y en la minería, que por su diseño y concepción se montan fundamentalmente en posiciones primarias, aunque todavía queda alguna empresa que fabrica estos equipos para ser montados en posiciones secundarias. Estos equipos reciben el nombre de gravilladores y prácticamente hoy en día ya no se montan en el sector de los áridos. Son equipos con una cámara de trituración más ancha y menos alta que las convencionales, y se pueden encontrar todavía en algunos grupos móviles y en el sector del reciclaje de residuos de construcción y demolición.

La elección de una machacadora de mandíbulas depende del tamaño de la malla de voladura, de su producción y de las características intrínsecas de la roca que se va a tratar. En el sector minero, donde las producciones suelen ser muy elevadas, se utilizan habitualmente trituradores giratorios en vez de machacadoras de mandíbulas, aunque éstas tienen también cabida si la producción no es muy elevada.

Dos mandíbulas, una de las cuales es móvil y se aproxima hacia la otra, generan fuerzas de compresión que dan lugar a la rotura de la roca. Estos efectos tienen lugar en el interior de la cámara de trituración, cuya boca de entrada es la que determina el tamaño de la machacadora. La boca más grande que se fabrica actualmente sobrepasa los dos metros, mientras que las más pequeñas son unidades para la realización de ensayos de laboratorio.

La cubicidad que dan estos equipos no es una de las características más relevantes. De hecho, al producirse la compresión de la roca en el interior de la cámara de trituración entre dos mandíbulas que no trabajan paralelas se genera al mismo tiempo que las fuerzas de compresión un efecto de cizallamiento que da lugar a la formación y lajas y elementos aciculares. Sin embargo, tampoco tiene muy importancia si se tiene en cuenta que habitualmente las machacadoras de mandíbulas están colocadas en posiciones primarias en las explotaciones de áridos y posteriormente existen otros equipos que permiten dar forma a la piedra durante las etapas de trituración sucesivas.

De los tres modelos más utilizados de machacadoras de mandíbulas, que son las de doble efecto, las gravilladoras y las de simple efecto, las primeras están descatalogadas, las segundas se utilizan en contadas ocasiones (en grupos móviles y para el tratamiento de residuos de construcción y demolición), aunque también están prácticamente en desuso, y las terceras son las que se fabrican por prácticamente todas las casas comerciales de equipos de conminución. En España hay alrededor de una decena de empresas que ofrecen estos equipos con precios y calidades muy variadas.

Las machacadoras utilizadas en el sector de los RCD son equipos más reducidos, con una cámara de trituración más ancha y con menor altura. Son equipos con una serie de modificaciones específicas para poder tratar hormigón con ferralla en su interior. Para ello, hay tres puntos importantes con que cuentan las machacadoras de mandíbulas que van a tratar con este material de demolición. Por un lado, se encuentra la cinta transportadora que recoge el material a la salida de la cámara de trituración. Se trata de una cinta transportadora que tiene que contar con alma de hierro y no textil, como suele ser habitual. El alma de hierro la hace mucho más resistente para trabajar con este tipo de materiales. El segundo aspecto diferenciador con los equipos de canteras son las placas deflectoras que obligan a la varilla de acero que sale de la cámara de trituración a doblarse para caer sobre la cinta transportadora con una cierta inclinación y así no rajar la banda. La tercera diferencia son las camas de barras de poliuretano que se colocan debajo de las cintas transportadoras, que haces que la cinta se desplace sobre ella y se vuelva mucho más resistente a los objetos punzantes que si éstos golpearan directamente en la cinta volada.

Las machacadoras de mandíbulas se utilizan siempre en puestos primarios cuando lo que se necesita es triturar roca dura y abrasiva. Es decir, rocas friables o semifriables no justifican el montaje de estos equipos de conminución, existiendo para ello trituradores de impacto primarios, mucho más económicos con un rendimiento final también muy alto.

Información extraida de artículo publicado en Rocas y Minerales