• Home
  • Blog
  • Congreso Iberoamericano de Ecología y Control de Erosión y Sedimentos
Martes, 11 Octubre 2022 07:00

Se celebra el VI Congreso Nacional de Áridos en una atmósfera de optimismo

Inauguración del  VI Congreso Nacional de Áridos Inauguración del VI Congreso Nacional de Áridos Inauguración del VI Congreso Nacional de Áridos

Bajo la presidencia de Honor de S. M. El Rey Felipe VI, el sector de los áridos celebró los días 25 al 27 de mayo, su VI Congreso Nacional de Áridos, en el Palacio de Exposiciones y Congresos Ciudad de Oviedo, organizado por la Federación de Áridos (FdA), que representa los intereses de las empresas productoras de áridos de España, tanto en el ámbito nacional, como en el internacional y de la que son miembros ANEFA, el Gremi d’Àrids de Catalunya, ARIVAL, ARIGAL y Euskal Árido.

El congreso comenzó con el acto de apertura, en el cual participaron la secretaria de Estado de Energía del MITERD, Sara Aagesen Muñoz, el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón Rodríguez, y el teniente de alcalde de Oviedo, Ignacio Cuesta Areces, junto al presidente de la Federación de Áridos, Ramón Ruberte Auré, el presidente del Comité Científico, José Luis Parra y Alfaro, y el presidente de la Asociación de Fabricantes de Áridos del Principado de Asturias - AFAPA, Miguel Alonso.

El VI Congreso Nacional de Áridos abrió sus puertas con la asistencia confirmada de más de 800 congresistas provenientes de 12 países, con la presencia de numerosas autoridades de las administraciones competentes en la industria extractiva, con el apoyo de 57 instituciones (entre ellas el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el Gobierno del Principado de Asturias, el Ayuntamiento de Oviedo, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y ADIF) y con una exposición comercial en la que participan más de 50 empresas.

“Contribuimos a los Objetivos del Desarrollo Sostenible 2030”, y los otros dos lemas adicionales, “Áridos para la transición ecológica” y “El congreso del reencuentro” definen bien a las claras la apuesta de este sector extractivo por potenciar todos los aspectos económicos, sociales y medioambientales que crean valor añadido para los ciudadanos, algo que tuvo su reflejo en los numerosos actos del congreso. También demostraron la necesidad de volver a compartir experiencias después de los dos años de pandemia.

Cerca de 180 comunicaciones y ponencias, así como 20 pósteres fueron presentados en las catorce sesiones técnicas que abordaron las ocho áreas temáticas del congreso. Ocho mesas redondas y dos talleres de proyectos europeos de vanguardia sobre digitalización, economía circular y huella ambiental analizaron asuntos de la máxima actualidad para el sector.

El Seminario de Balasto de ADIF, el Seminario de la Plataforma Tecnológica Española del Hormigón “Ventajas del hormigón bajo el prisma del nuevo Código Estructural” y las Jornadas Técnicas ANEFHOP sobre “El gran cambio del hormigón hacia la sostenibilidad” desarrollaron cuestiones del máximo interés para los productores de áridos.

La presentación de la Asociación Women in Mining y de la Fundación Minería y Vida precedieron a la ceremonia de entrega de los Premios Nacionales de Desarrollo Sostenible, a los que se presentaron 21 candidaturas, y a la clausura del Congreso, antes de la lectura de las conclusiones.

La visita técnica a la cantera de la empresa Canteras Orgaleyo-Brañes, el viernes 27 de mayo, puso fin al congreso.

El congreso, además, contó con una exposición técnica y comercial muy relevante, donde las empresas fabricantes de equipos, instalaciones, así como las proveedoras de servicios expusieron las últimas novedades tecnológicas y los últimos avances que permitirán progresar al sector hacia la vanguardia de la industria del siglo XXI.

OBJETIVOS DEL CONGRESO

Los principales objetivos del sector que, se trataron en el congreso fueron los siguientes:

  • El sector de los áridos, al igual que el resto de la economía está siendo sacudido por una convulsa situación originada por la conjunción de una serie de circunstancias aparentemente inconexas entre sí (pandemia de Covid-19, cambio acelerado del modelo energético por la aplicación de políticas de neutralidad climática, crisis de las cadenas logísticas y de transporte, desabastecimiento de materias primas, gastos financieros crecientes), que ha generado un escenario de inflación y de incremento generalizado de costes de la energía y otros suministros a lo largo de 2021, que la invasión rusa de Ucrania ha acelerado y empeorado exponencialmente en 2022.
  • Estas circunstancias se superponen a la avalancha de nuevas políticas vinculadas al Pacto Verde Europeo y su desarrollo nacional y autonómico, que ya ha empezado a cambiar drásticamente la forma de operar de las empresas para siempre, aunque todavía no se sea plenamente conscientes de ello.
  • Ese es el contexto en el que esta industria tiene que avanzar para que las empresas sean más sostenibles y rentables. Y, por eso, el congreso es una excelente plataforma para reclamar medidas para apoyar a esta industria y al sector de la construcción y para prepararla para adaptarse a la esperada reactivación económica y para converger, sosteniblemente, con los objetivos europeos y nacionales de cambio climático.
  • Presentación del Plan Estratégico Áridos 2030 que toma el relevo y actualiza al Plan Estratégico 2012 – 2025 del Sector de los Áridos.
  • Presentación de DAPÁridos, la declaración ambiental de producto realizada por el sector, como garantía de compromiso y apoyo a las compras públicas verdes con productos sostenibles.
  • Mostrar a una industria local comprometida con la Sociedad y que contribuye de forma incontestable a los Objetivos del Desarrollo Sostenible 2030. Como recoge el lema del congreso, el sector es una industria eminentemente local, que crea riqueza en su entorno inmediato, que está comprometido con la sociedad y que quiere resaltar sus acciones en materia de desarrollo sostenible.

Por eso el congreso impulsó a seguir avanzando hacia empresas todavía más sostenibles, explicando la implicación creciente de la industria en materia de promoción y conservación de la biodiversidad, así como las acciones en rehabilitación de explotaciones. También en economía circular, a través del papel clave que juega este sector en la gestión de residuos de construcción y demolición, en el reciclado y en la valorización de éstos y de las tierras y piedras de excavación, así como en la gestión de los residuos inertes de industrias extractivas y del agua.

 

  • Proseguir la necesaria evolución de la estructura empresarial sectorial a través de propuestas a las empresas para ayudarles a progresar de una forma sostenible, e incrementando, asimismo, la eficiencia en la gestión técnica y económica de las empresas. Así como en la digitalización del sector.
  • Lograr un acceso a los recursos más racional, para reducir el impacto sobre el sector de esa problemática, tan crítica.
  • Analizar las vías para la mejora de la normativa y de su aplicación y control, esencial contra la competencia desleal y para la mejora de la seguridad jurídica de las empresas.
  • Promover la seguridad y salud de los trabajadores, una prioridad permanente para esta industria y sus empresas.
  • Progresar en la mejora continua de los productos.

Por ello, se enfocó el VI Congreso Nacional de Áridos como un foro de soluciones empresariales, mirando hacia el futuro, hacia 2030, que es donde se busca llegar con las empresas en la mejor de las posiciones.

EL VI CONGRESO NACIONAL DE ÁRIDOS CONSTATA LAS MÚLTIPLES FORMAS EN QUE EL SECTOR CONTRIBUYE A LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA

Medidas de agilización y buenas prácticas en la tramitación administrativa de explotaciones mineras, el gran cambio de la industria del hormigón hacia la sostenibilidad, el medio ambiente y la neutralidad climática, los desafíos del cambio climático para los productos de construcción, la contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible o la economía circular son algunas de las ponencias que se desarrollaron a lo largo de toda la mañana del jueves 26. Todas ellas evidenciaron el trabajo que el sector está realizando en la consecución a la transición ecológica. De hecho, durante la inauguración, Sara Aagesen, secretaria de estado de Energía del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, aseguró que: “la transición ecológica va a demandar estructuralmente materias primas minerales”.

Durante el congreso se celebró la mesa sectorial de la administración, en la que participaron varios directores generales de energía y minas de distintas comunidades autónomas. En esta reunión se trató la imperiosa necesidad de una estrategia para la industria extractiva. A su vez, se propuso crear un foro de buenas prácticas sobre agilización administrativa para compartir los cambios normativos y lograr una mayor eficiencia por parte de la administración.

Por último, se informó sobre la evolución de los modelos de restauración y los nuevos tipos de restauración a través del pacto verde, que permite el cambio de enfoque para los huecos mineros que, con una adecuada gestión, pueden ser una oportunidad para la sociedad y para las empresas.

Por otro lado, durante el congreso se presentó igualmente el Plan Estratégico Áridos 2030 que impulsa la sostenibilidad del sector mediante propuestas, soluciones y alternativas para abordar todas las cuestiones anteriores que seguirán siendo el hilo conductor de las políticas empresariales y sectoriales en los próximos años. La visión 2030 del sector resalta que: “En el horizonte 2030, el sector de los áridos aspira a generar un crecimiento rentable y sostenible, adaptándose a la demanda, aumentando la competitividad y eficiencia de sus empresas, contribuyendo a los Objetivos del Desarrollo Sostenible, mejorando la aceptación por los ciudadanos y por sus grupos de interés y colaborando activamente con las administraciones para el éxito de las políticas contra el cambio climático”.

También se presentó la Fundación Minería y Vida que acaba de nacer y que ha sido reconocida oficialmente como de interés general, y que buscará impulsar una educación más justa en lo referente a la industria extractiva, la responsabilidad social empresarial del sector y la interlocución con la sociedad y con los ciudadanos a través de una campaña de imagen y comunicación.

CLAUSURA

En la clausura del VI Congreso Nacional de Áridos participaron Enrique Fernández Rodríguez, consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica del Principado de Asturias; Alfredo García Quintana, concejal de Gobierno de Hostelería, Turismo y Congresos del Ayuntamiento de Oviedo; José Luis Parra y Alfaro, presidente del Comité Científico y Ramón Ruberte Auré, presidente del Comité Organizador y presidente de Federación de Áridos.

El consejero del Principado de Asturias, Enrique Fernández Rodríguez, en su intervención en el acto de clausura, ante los más de 800 congresistas, puso de manifiesto que “la lista de lo que se fábrica con áridos es muy extensa. Incluso son también imprescindibles para la reducción de las emisiones contaminantes en las centrales térmicas, para la producción de fertilizantes, la depuración de aguas o como aditivos para los piensos. ¿Qué haríamos sin todos estos productos? En resumen, los áridos son estratégicos para nuestra vida diaria y, por eso, debemos reconocer su valor. Al mismo tiempo, debo felicitarles ya que, en este VI congreso han debatido sobre aspectos de crucial importancia. Nuestra vida y nuestro entorno no sería posible sin los áridos y los minerales”.

El concejal de Gobierno de Hostelería, Turismo y Congresos del Ayuntamiento de Oviedo, Alfredo García Quintana, por su parte, agradeció a los asistentes que hubieran apostado por venir a la capital del Principado esperando que pudieron gozar de sus muchos encantos culturales y gastronómicos, además de la belleza del paisaje de su entorno y deseando que pudieran disfrutar en los días siguientes de la ciudad.

El presidente del Comité Científico, José Luis Parra y Alfaro, destacó que, una vez más, el sector de los áridos vuelve a sorprender con unos contenidos técnicos y científicos completamente alineados con las últimas tendencias de desarrollo de los sectores industriales, situándose a la vanguardia de la sostenibilidad. Agradeció el esfuerzo de todos los ponentes y comunicadores, presidentes de mesa, moderadores y participantes en masas redondas, pues ellos son el alma del congreso.

Ramón Ruberte Auré, presidente de la Federación de Áridos, destacó, en su turno de palabra, el “importantísimo éxito del VI Congreso Nacional de Áridos que, a pesar de la pandemia por Covid-19 y de todas las incertidumbres actuales, ha colmado las expectativas de los organizadores, llegando a la altura de las cinco ediciones anteriores. En estos días, continuó Ruberte, se ha podido constatar que el sector sigue apostando por el futuro a pesar de las muchas dificultades que todavía lo amenazan aplicando enfoques modernos y profesionales a una actividad en constante evolución técnica.

Puede asegurarse que la industria de los áridos es, y seguirá siendo, imprescindible para el desarrollo económico y social de España y para el cumplimiento de los objetivos de neutralidad climática del país y de Europa. Su repercusión económica va más allá de la construcción, ya que una parte importante del producto interior bruto del país es totalmente dependiente de las canteras y las graveras. La sostenibilidad de esta industria es una constante integrada en las actuaciones de todas las empresas del sector. Pero más importante, si cabe, es la apuesta por el desarrollo sostenible y por la aplicación de los mejores estándares medioambientales, de neutralidad climática, de economía circular, de calidad de producto o de seguridad, entre otros. El lanzamiento de Áridos 2030 como estrategia para alinear al sector con lo que toda la sociedad espera de él ha sido una de las referencias transversales de este congreso”.

En los actos de clausura, Juan Cofiño González, vicepresidente del Principado de Asturias y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático participó en la ceremonia de entrega de los Premios Nacionales FdA de Desarrollo Sostenible en el sector de los áridos, haciendo entrega de los galardones a los veintiún ejemplos de sostenibilidad seleccionados por un jurado independiente presidido por María Belarmina Díaz Aguado, directora general de Energía, Minería y Reactivación del Principado de Asturias.

Por su parte, César Luaces Frades, director general de la Federación de Áridos, aseguró que “todavía con la pandemia y todas las complicaciones de este año, parecía imposible lograr un éxito como este, pero, con el trabajo de todos, lo hemos vuelto a hacer. Hemos cumplido con uno de nuestros lemas:

El congreso del reencuentro. Estoy convencido de que todos hemos sentido la alegría que flota en el aire. Y eso, para nosotros los organizadores, vuestra felicidad no tiene precio y es la nuestra”. El congreso ha terminado de situar a las empresas de áridos en el centro del escenario de la economía circular, una de las revoluciones más importantes, que se está afrontando en toda Europa. La economía lineal es historia. Nuestra gran contribución es la durabilidad de los áridos y el potencial de gestión que tienen nuestras explotaciones mineras.

Asimismo, se han explorado vías de colaboración y de actuación en materia de energía, para fomentar la introducción de energías renovables a través del autoconsumo en las explotaciones y las plantas de tratamiento, para la eficiencia energética, y también buscando el apoyo para el sector a través de programas de ayudas, líneas de apoyo a la inversión, desgravaciones fiscales y líneas de crédito.

Los áridos demuestran ser un producto estratégico e imprescindible para que la Unión Europea pueda alcanzar sus objetivos de neutralidad climática como se desprende de las conclusiones de las diferentes mesas. También se puso de manifiesto el rol de todos los materiales de construcción y que todos ellos tienen por delante un reto medioambiental extraordinario. La minería de los áridos necesita seguir construyendo e impulsando una imagen transparente, creíble, próxima y sensible a las inquietudes de su entorno, para luchar contra el fenómeno NIMBY y, así, poder asegurar un suministro de áridos cercano, fiable, sostenible y, sobre todo, duradero en el tiempo. Otro de los retos es el de poder realizar una comunicación eficaz y concisa a una sociedad saturada de mensajes. La industria debe ser capaz de trasladar a la sociedad todas las acciones positivas y su contribución permanente.

Estas empresas crean riqueza en el entorno más próximo, integrando en su gestión los principios del desarrollo sostenible, previniendo y minimizando las afecciones ambientales, gestionando las reservas geológicas de materiales aptos para la producción de áridos, formando a sus trabajadores y protegiendo su seguridad y salud, investigando para la mejora continua de las técnicas utilizadas en esta actividad y siendo proactivos en la búsqueda de aplicaciones y mercados para sus productos.

Como conclusión final, puede asegurarse que la industria de los áridos es y seguirá siendo imprescindible para el desarrollo económico y social de España. El Plan Estratégico Áridos 2030 considera e identifica todas las cuestiones y propone soluciones y acciones para progresar en todas ellas sin excepción.

LA ASAMBLEA GENERAL DE ANEFA DEFINE LAS LÍNEAS DE DESARROLLO DEL SECTOR DE LOS ÁRIDOS PARA 2022

El día previo al arranque del VI Congreso Nacional de Áridos, en el Palacio de Congresos de Oviedo, tuvo lugar la Asamblea General de la Asociación Nacional de Empresarios de Fabricantes de Áridos (ANEFA). El sector de los áridos es clave tanto para el desarrollo sostenible de la sociedad como para la aspiración europea en relación con la independencia del continente en lo relativo a las materias primas esenciales e insustituibles para la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. Los áridos se utilizan para la construcción de edificios, infraestructuras y otras numerosas aplicaciones industriales.

En el evento se presentó y discutió un documento esencial para la evolución de esta vital área económica: el Plan Estratégico Áridos 2030. Este plan es una hoja de ruta sectorial que tiene como ejes centrales la adaptación del sector a las políticas derivadas del Green Deal y el incremento de la rentabilidad de las empresas, pero que también tiene en consideración una serie de ajustes para abordar la convulsa situación actual de escenario de inflación y de incremento generalizado de costes de la energía y otros suministros a lo largo de 2021, que la invasión rusa de Ucrania ha acelerado y empeorado exponencialmente en 2022. Es fruto de un gran consenso sectorial ya que en él han intervenido, con sus opiniones y aportaciones, 603 personas de perfiles muy diversos, lo que da muestra de la implicación de todas las personas contactadas y del enorme interés despertado.

En 2021 los datos sobre actividad del sector muestran que se cerró con un crecimiento del 10,8%, y un consumo total de áridos naturales para la construcción de 136,9 millones de toneladas, recuperando y superando ligeramente los valores del año previo a la pandemia. Así, se estima en 720 millones de euros el volumen de negocio del sector de áridos para la construcción, excluido el transporte. El volumen de negocio de los áridos para otros usos industriales ascendió a 295 millones de euros por lo que el volumen de negocio total alcanzó los 1.015 millones de euros. España es el quinto país en número de explotaciones, el noveno en número de empresas, el octavo de trabajadores directos y de toneladas de áridos para la construcción. Es interesante ver la evolución de la economía circular en la industria: ha pasado en 10 años del 8,6% del consumo al 12,3%.

España y el continente europeo en su totalidad encaran un cambio de paradigma sobrevenido por una multitud de factores que engloban el cambio climático, la transición energética, la pandemia de Covid-19, la economía circular, la invasión de Ucrania y la digitalización. En todos ellos las materias primas y los áridos juegan un papel fundamental para la estabilidad y el crecimiento de las sociedades. La conjunción de estas políticas europeas y nacionales, vinculadas al cambio climático, a los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible de la ONU y a la digitalización, ya está suponiendo un cambio radical en las condiciones en las que se han desenvuelto las industrias hasta la fecha y, en particular, en la industria extractiva de los áridos.

Información de Fueyo Editores