• Home
  • Blog
  • Congreso Iberoamericano de Ecología y Control de Erosión y Sedimentos
Martes, 18 Octubre 2022 11:00

Jornada de la FIPA, Federación Iberoamericana de Fabricantes de Áridos, en Oviedo con motivo del Congreso Nacional de Áridos

Jornada de la FIPA, Federación Iberoamericana de Fabricantes de Áridos, en Oviedo con motivo del Congreso Nacional de Áridos Jornada de la FIPA, Federación Iberoamericana de Fabricantes de Áridos, en Oviedo con motivo del Congreso Nacional de Áridos Jornada de la FIPA, Federación Iberoamericana de Fabricantes de Áridos, en Oviedo con motivo del Congreso Nacional de Áridos

Como viene siendo ya habitual desde su constitución, cada vez que se celebra en España el Congreso Nacional de Áridos, organizado por la FdA, Federación de Áridos, la FIPA, la Federación Iberoamericana de Productores de Áridos/Agregados, organiza una jornada presencial donde se ponen en común los diferentes puntos que convergen entre los productores de áridos de Iberoamérica.

La jornada tuvo lugar el 24 de mayo en Oviedo, en el Palacio de Exposiciones y Congresos Ciudad de Oviedo, justo un día antes de la celebración del Congreso Nacional de Áridos, y se dividió en tres partes muy interesantes. La primera de ellas, titulada Los sectores nacionales. Situación, retos y perspectivas de futuro, pretendió, a través de cada uno de sus delegados, trasladar la situación actual y de futuro en lo referente al amplio sector de los áridos. La segunda parte fue una mesa redonda donde se debatió ¿Cómo fortalecer la estructura del sector de los áridos en Iberoamérica?, un debate muy interesante, moderado por Juan Luis Bouso Aragonés, presidente de la FIPA, donde se concluyó que el hecho de que existan asociaciones nacionales fuertes hace que la percepción del sector mejore. De hecho, cuanto más fuerte sea la asociación, más fuerza tendrá para negociar con los responsables gubernamentales. Y la tercera parte, titulada Novedades del sector en Iberoamérica. Actualidad en la producción de áridos/agregados, fue un encuentro donde Carlos Fernando Forero, secretario general de Asogravas, Colombia; Juan Luis Bouso, de Eral Chile, S.A., y Jaime Sepúlveda, de J-Tools, presentaron varios ejemplos de las diferentes novedades y actuaciones para un mercado que evoluciona con relativa rapidez.

A continuación, se expone una pequeña relación de los diferentes países que participaron con su situación actual y de futuro.

ARGENTINA

Hernán Soneyro, de la Federación Argentina de la Piedra, comenzó su disertación hablando de la situación actual del país. Solo en 2022 ha sufrido una inflación proyectada del 65%, cuenta con una tasa bancaria de préstamos del 120%, un 50% de pobreza y en los tres últimos años una devaluación del peso del 478%, lo que no ayuda en ningún caso a la investigación ni extracción de minerales y áridos.

La producción de áridos en 2022 se estima en Argentina alrededor de los 60 millones de toneladas, siendo el 94% de las empresas dedicadas a este fin pymes, un sector que genera 14.000 empleos directos y del que viven 39.700 familias.

“Sin embargo, y ante la gran demanda mundial, la minería argentina está apostando en este 2022 por el litio, el cobre, la plata y el oro, siendo las zonas del país más beneficiadas, por los importantes yacimientos que allí se encuentran, las zonas de Jujuy y Catamarca”, finalizó Soneyro.

CHILE

Dolores Requena, directora general de Eral Chile, trasladó que en Chile los áridos siguen sin ser reconocidos con el protagonismo que se merecen, concretamente como minerales, obteniéndose mucha producción de forma ilegal de los lechos de los ríos. La minería metálica, y particularmente el cobre, siguen eclipsando al resto de materias primas minerales, no siendo en ningún caso los áridos algo relevante ni para la economía ni para el desarrollo del país. De hecho, los áridos están muy mal legislados y el Código Minero del Chile está dirigido a la minería metálica y ni menciona a los áridos. Son los propios municipios los que autorizan su extracción en cada zona.

Aunque hay un nuevo proyecto de Ley que regula todo, incluidas las restauraciones de cualquier tipo de explotación, se encuentra paralizado en el Congreso desde hace mucho tiempo.

La evolución de los áridos en Chile fue muy buena en 2018, en el ejercicio siguiente tuvieron lugar los problemas asociados al estallido y revolución social, en 2020 se paralizó todo por el Covid-19, excepto la minería del cobre, en 2021 hubo una nueva normalidad con un consumo que empezaba a incrementarse, y en 2022 no se sabe qué va a ocurrir con el árido, ya que una nueva Constitución se está cociendo, en la que se pretenden nacionalizar todos los yacimientos, lo que generará, si llega a aprobarse, la desaparición de la inversión extranjera.

El sector de los áridos en Chile es un mercado de 150 millones de dólares, con una venta de 11 millones de m3 anuales, lo que marca un consumo per cápita de 1,1 t/año, algo muy alejado de las 2,9 t/h/año de España y de las 5,3 t/h/año de Europa. “De los 11 millones de m3 anuales, 4 millones son obtenidos en plantas legales y el resto, 7 millones, en plantas ilegales”, concluyó Dolores Requena.

COLOMBIA

Asogravas, la Asociación nacional colombiana de arideros, a través de Carlos Fernando Forero, su gerente, comenzó la presentación hablando de los 150 millones de toneladas de árido que produce este país al año, lo que supone un consumo per cápita de 3,5 t/habitante.

A partir de ahí, describió las diferentes acciones que la asociación se encuentra realizando para ayudar al desarrollo del sector. Entre ellas se encuentra la promoción de la mejora tecnológica en la industria, el cierre de minas y la restauración de espacios, la rehabilitación de zonas degradadas, los aspectos asociados al cambio climático y la eficiencia energética, el transporte de áridos con emisiones controladas, y las diferentes estrategias para el control de la ilegalidad, como la lucha contra la competencia desleal, la optimización de los procesos de fiscalización y seguimiento y la trazabilidad de los diferentes productos.

Carlos Fernando Forero acabó su intervención hablando de la creación de la nueva Cátedra Asogravas en la Universidad del Norte de Colombia, una actividad para dar a conocer y formar técnicos especialistas en la investigación y extracción de los yacimientos de áridos.

COSTA RICA

Jorge Vázquez, gerente de la empresa Quebradores Ochomogo, trasladó la situación actual de los áridos en Costa Rica. El país, con una población de 5,2 millones de habitantes, cuenta con un 25% de la superficie protegida, habiéndose presentado recientemente la marca Esencial Costa Rica, un programa que busca emisiones de carbono neutras y un país verde y amigable, lo que choca frontalmente con la actividad minera. El país solo quiere turismo de playa y naturaleza, habiéndose prohibido la extracción de oro de forma indefinida y de petróleo hasta el año 2050.

En Costa Rica todo lo relacionado con el sector minero depende de Medio Ambiente, por lo que está muy mal visto. Se espera que en breve pase a depender de Industria, lo que permitirá que la minería pueda comenzar una nueva etapa.

La poca minería activa que hay en el país se centra en los áridos, tanto de cantera como de gravera, la caliza y la puzolana para el cemento, la arena silícea y la poca minería artesanal que se encuentra todavía operativa.

En 2022 la producción de áridos va a ser de alrededor de 15 millones de toneladas, de las cuales 6,5 millones corresponden al árido triturado y 8,5 millones a las arenas y gravas, alcanzándose un consumo per cápita de 2,8 t/año. La empresa Constructora Meco extrae en Costa Rica el 35% de los áridos que se consumen en el país.

“El árido de calidad en Costa Rica puede viajar hasta 70 km, mientras que el de calidad media y baja no supera los 30-50 km”, explicó Vásquez.

Las amenazas que soporta el sector actualmente son la situación fiscal del Gobierno, con escasos recursos, la corrupción de las empresas constructoras y el cambio climático, que amenaza la sostenibilidad como consecuencia de la reducción de los períodos de lluvias, lo que genera que los ríos no se recarguen de reservas. Por otro lado, los retos del sector de los áridos en Costa Rica son la educación y la comunicación, la unidad del sector y el fortalecimiento de la supervisión estatal.

PORTUGAL

En Portugal todo el sector de los áridos se encuentra agrupado en la asociación ANIET, la cual está dirigida por Francelina Pinto, quien expuso la situación de mercado. La producción en 2020 fue de 52 millones de toneladas, que pasó a ser de 60 millones en 2021 (un crecimiento de un 15%), esperándose para 2022 otro crecimiento similar.

En el país luso la producción de áridos se reparte en 250 explotaciones que dan trabajo directo a 2.500 trabajadores, siendo el consumo per cápita de 5 t/h/año.

La situación actual está marcada por los altos costes de la energía, lo que supone el 40% de los costes totales de producción, una lenta y burocrática obtención de las licencias, unas competencias muy dispersas (15 entidades diferentes) que dificultan todo el procedimiento de apertura y ampliación de explotaciones, una legislación muy dispersa y contradictoria, y enormes dificultades para acceder al crédito bancario.

Otros problemas asociados, según Francelina Pinto, son el grave problema de falta de mano de obra, la dificultad de acceso al territorio y las materias primas, los costes y la escasez de explosivos, el deficiente servicio técnico de los equipos y la maquinaria, la imposibilidad de exportar productos, la falta de espíritu asociativo y el déficit de información a la opinión pública.

URUGUAY

A través de José Sivarredonda se pudo conocer la situación actual de Uruguay, un país de 6,5 millones de habitantes con un nivel de corrupción bajo y con unas garantías institucionales y jurídicas muy altas.

Entre los aspectos más negativos de este interesante país, se encuentran las serias dificultades para conseguir repuestos, la falta de conocimientos y técnicos, la ausencia de explosivos, el nulo valor de los áridos para la administración, la confusa y escasa legislación, y la competencia desleal.

Por otro lado, según expuso Sivarredonda, la importante ausencia de explotaciones obliga al árido de calidad a viajar hasta 300 km, lo que traslada la imperiosa necesidad que hay de abrir nuevas explotaciones.

De hecho, el proyecto actual de ferrocarril demanda mucho árido, lo que está generando un fuerte aumento de las explotaciones ilegales, además de la necesidad de balasto de calidad. Dicha demanda llegará a su punto álgido con la ampliación del puerto de Montevideo, una inversión de 400 millones de dólares, que comenzará en los próximos meses.

ESPAÑA

César Luaces, director general de FdA, Federación de Áridos, comenzó su disertación con los datos de producción de áridos de 2021, con 136,9 millones de toneladas, y estimando 143,7 millones para 2022, lo que supone un aumento del 10,8%. Con estos datos España se sitúa al mismo nivel que en el ejercicio 2019, contando actualmente con una producción per cápita de 2,9 t/h/año, un valor muy alejado de la media europea, y 1.732 explotaciones activas.

La producción total se divide en un 69,4% para las canteras, un 25% para las graveras, un 2,8% para otro tipo de explotaciones, un 1,9% para los RCD y un 0,9% para los áridos siderúrgicos.

En 2021 el sector de los áridos supuso en España 1.015 millones de euros, con un precio medio por toneladas de 4,75 euros, un montante que no alcanza ni la mitad de lo que se paga en países como, por ejemplo, Francia.

“El escenario actual es muy incierto, como consecuencia de la inflación, el impacto de los precios, la rotura de la cadena de suministro, la huelga de transportistas, los fondos Next Generation y la invasión rusa”, concluyó Luaces.

GAIN

Terminaron las diferentes disertaciones con unas palabras de Jim O´-Brien, presidente del GAIN, Global Aggregates Information Network, una entidad que se fundó en 2010 y congrega actualmente a más de 23 asociaciones nacionales de productores de áridos.

La producción mundial de áridos en 2020 fue de 43.922 millones de toneladas, montante que descendió en 2021 hasta los 42.350 millones, estimándose en 42.717 millones para 2022 y 43.393 millones para 2023. Brasil y Colombia son los países que están marcando actualmente los mayores consumos en áridos, repartiéndose la producción mundial en un 46% para China, un 12% para India, un 7% para Europa y un 6% para Estados Unidos. En el mundo hay actualmente 300.000 explotaciones de áridos operativas.

Se estima que para 2030 la producción mundial se encuentre entre los 40.000 y 50.000 millones de toneladas en función del crecimiento poblacional, el descenso de la producción en China y la guerra de Ucrania.

El GAIN está trabajando actualmente en la producción de arenas, promoviendo las arenas recicladas y artificiales, el acceso a los recursos, la formación y desarrollo personal, la comunicación social para compartir la imagen de los áridos, la sostenibilidad en el transporte y la biodiversidad.

Información de Fueyo Editores